Para sacar el mayor provecho posible de los espacios y lograr ambientes únicos y confortables, pero, principalmente, por seguridad, mantener bien iluminadas las escaleras es indispensable. Las consecuencias de un accidente al subir o bajar escaleras pueden ser terribles, e incluso, fatales. Lo decimos en serio; tanto en casa como en tu negocio, colocar las lámparas adecuadas en los lugares ideales puede evitar que tu familia y/o tus clientes salgan lastimados. 

Es indiscutible que la iluminación es una necesidad. Pero con un poco de ingenio y creatividad, las lámparas pueden convertirse en tus aliadas para lograr el aspecto y ambiente que deseas darle al espacio donde se ubican las escaleras. 

  • Iluminación tipo ensenada: Se trata de una de las maneras más formales y elegantes de vestir tus escaleras. Simple y delicado, este estilo de iluminación es perfecto para quienes hacen sus pininos en el diseño de espacios interiores. Puedes lograrlo instalando luces fluorescentes debajo de los bordes de los escalones. Ten presente que este estilo de iluminación requiere un plan elaborado, pues deberán hacerse los huecos necesarios para que las luces puedan instalarse.
  • Luces de pared: Como su nombre lo indica, se trata de luces montadas en la pared. Aunque parece no tener complejidad, lograr el estilo y objetivo de este tipo de iluminación depende de la altura y la frecuencia con la que se instalarán las luces. Una buena opción es colocar las luces bajas y más cerca de las escaleras o unos pocos metros más arriba. El factor a tomar en cuenta antes de decidirlo es la altura del techo; ¿Es alto o bajo? Para los techos altos, debe optarse por una luz de pared que se coloca en un nivel más alto, lo cual acentuará la estatura de la pared y agregará presencia a la superficie amplia y lisa. Si el techo es bajo, puedes crear profundidad instalando luces en la parte más baja de la pared. Respecto a la frecuencia, la decisión dependerá del tamaño de las lámparas. Si utilizarás algunas de tamaño grande, colócalas con una frecuencia baja para evitar que la pared se vea saturada. La frecuencia alta de colocación de lámparas es recomendable cuando los focos son pequeños y tenues, ya que ayudan a crear un patrón agradable que brinda un aspecto decorativo al espacio.
  • Lámparas colgantes: Ideales para formar el “caracol” de las escaleras, las lámparas colgantes brindan una atmósfera romántica y acogedora, es por esto que son las favoritas de muchos restaurantes y cafeterías. Una buena idea es instalarlas en el medio del espiral de las escaleras, de esta manera atraerán la atención de la concurrencia y llenará de vida y luminosidad el resto del espacio. Las lámparas colgantes no son exclusivas de las escaleras con espiral o hueco.
  • Lámpara central múltiple: Una lámpara colgante múltiple es siempre buena idea. Sinónimo de elegancia y buen gusto, este tipo de lámpara es capaz de llenar el espacio gracias a sus cuerdas y bombillas, que se entrelazan gracias a estructuras metálicas presentadas en forma de ramillete, simulando flores que puedes adaptar con los colores de tu preferencia. Al colocarla en el hueco de la escalera le otorgas el protagonismo y la esencia del lugar a ese espacio.
  • Lámpara múltiple de barras LED: Si el estilo vintage es lo tuyo, esta lámpara conformada por tubos delgados de metal que integran delicadas luces LED te encantarán. Además de brindar una iluminación clara y profunda, la tecnología LED te ayudará a obtener la máxima eficiencia energética, al mismo tiempo que el espacio de tus escaleras lucirá elegante y bien cuidado. Su altura es regulable, por lo que podrás elegir qué tan alta o baja deseas que quede instalada.