Como ha sido desde el inicio de los tiempos y en todos los ámbitos de la vida, los avances tecnológicos se desarrollan con el objetivo de facilitar y aumentar la calidad de vida de las personas, otorgando diferentes beneficios y comodidades a los usuarios de las herramientas.

La iluminación LED no es la excepción. Es por eso que cada vez más personas están migrando de los focos convencionales a los focos LED, ya que están conociendo las ventajas que los hacen destacar por encima del resto de las bombillas:

  1. Ahorro de energía: El bajo consumo de electricidad que tienen los focos LED ayuda a reducir el consumo de energía eléctrica, y por lo tanto, a contribuir con el cuidado del medio ambiente. Los ahorros se reflejan de inmediato en la factura de electricidad.

  2. Más luz, menos calor: La tecnología que utilizan los focos LED les permite eliminar la emisión de calor al estar funcionando. Así podrás permanecer cómodo mientras iluminas las áreas de tu hogar.

  3. Mejora tu visión: La iluminación LED ayuda a ver los objetos de forma nítida y brillante. Un solo foco puede iluminar los pequeños detalles de los objetos y áreas de trabajo o descanso.

  4. Mayor iluminación por más tiempo: Los focos convencionales tienen un tiempo de vida mucho más corto en comparación el de los focos LED, que pueden alcanzar y en algunos casos superar las dos décadas de utilidad, por lo que podrás disfrutar de su iluminación por mucho más tiempo sin preocuparte demasiado.

  5. Sin complicaciones: Todas las ventajas de los focos LED sobre los focos convencionales no implican que su uso o instalación sean más complicadas. Al contrario, colocar un foco LED requiere el mismo esfuerzo que poner en marcha una bombilla convencional, con la diferencia de que la luminaria LED perdurará por más tiempo sin necesidad de mantenimiento o remplazo.

  6. Tú tienes el control: La tecnología LED te permite modular el nivel de intensidad en la iluminación a través de controles remotos para los focos. Algunas de las luminarias LED disponibles en el mercado pueden ser controladas mediante un teléfono inteligente.

  7. Resistentes al uso: Al no contar con un filamento, los focos LED son resistentes, incluso para el uso rudo. Soportan golpes leves y vibraciones sin sufrir daño.

  8. Eco Friendly: La actualidad nos exige cuidar el planeta y el uso de focos LED es una excelente forma de hacerlo. Su poco consumo de energía eléctrica y poca emisión de calor ayudan con esta tarea.

  9. Adiós contaminación visual: Gracias a su naturaleza, los focos LED iluminan de manera uniforme en espacios abiertos. Esto hace que se reduzca considerablemente la contaminación visual y lumínica al no centrar la iluminación desde un solo punto, como suelen hacerlo los viejos focos convencionales.