Por diversas razones, las escaleras son el eje central para la mayoría de las edificaciones en las que se encuentran presentes. Por supuesto, tu casa no es la excepción. En ella, las escaleras cumplen una función muy importante, pues además de vincular a las personas y a las áreas que componen el hogar, contribuyen a la estética y al estilo del espacio. 


No es casualidad que las escaleras sean una de las primeras partes que se diseñan cuando se inician nuevas construcciones; y no es para menos, pues tienen el potencial de dictar el diseño de toda la propiedad. Dada su importancia, realzar tus escaleras con características decorativas y funcionales, incluso si sus escalones son estrechos, es fundamental. 


Aunque el principal motivo de buscar una iluminación eficiente es siempre la seguridad de los usuarios de las escaleras, debes saber que las luces adecuadas, colocadas de la manera correcta, pueden ayudarte a mejorar el diseño de la escalera, a dar una impresión de mayor amplitud y a preservar la integridad de todos los habitantes de la casa. ¿No sabes cómo hacerlo? Toma en cuenta los siguientes consejos y lógralo de manera sencilla:


  • Inicia por determinar dónde debes colocar la iluminación de la escalera y qué tipo de iluminación debes emplear. Las respuestas a este par de preguntas varían de acuerdo con el diseño de la escalera y con tus objetivos particulares. Por ejemplo, si deseas iluminación colgante, elige una altura que no baje de los dos metros para evitar lesiones al subir y bajar; seguro no querrás que nadie resulte lastimado por causa de las lámparas de techo. Si el espacio disponible no permite colocar iluminación colgante, puedes optar por luz empotrada al ras del techo. 

  • Conoce las formas de iluminar tus escaleras, sabiendo que tu elección dependerá de las limitaciones arquitectónicas y, por supuesto, de tus gustos y preferencias personales. Estas son las tres formas principales de añadir luz en tus escaleras: 

  1. Iluminación de pared

La mayoría de las escaleras están adyacentes a al menos una pared, lo cual las convierte en una opción favorable para muchos hogares. Las paredes también brindan un enfoque fácil para instalar el cableado de las luces, creando una apariencia perfecta y una instalación fluida. Por otra parte, los focos empotrados y montados son opciones populares de iluminación para escaleras, que generalmente se colocan entre 15 y 20 centímetros por encima de los escalones, brindando una iluminación adecuada de bajo nivel para las escaleras. Existen múltiples formas de usar la iluminación de pared de manera efectiva y original, por ejemplo, con luces de colores. Si bien, los LED que cambian de color pueden no ser del gusto de todos, es posible instalarlos en esta zona de tu hogar, e incluso, pueden usarse para programar una gama espectacular de variaciones que en todo momento podrán adaptarse a tu estado de ánimo.


  1. Iluminación de paso: La iluminación de los escalones aprovecha los rincones, las grietas, las curvas y los bordes de la escalera para ocultar los focos LED y trazar un esquema de iluminación texturizado. Las luces se pueden instalar horizontalmente en la banda de rodadura o verticalmente en la contrahuella de los escalones, según el aspecto que se esté tratando de lograr. Esta forma de iluminación también proporciona un fantástico nivel de seguridad, ya que al iluminar cada escalón, o incluso a intervalos, crea una guía clara para las personas que suben y bajan las escaleras, incluso en la intensa oscuridad. 

  1. Iluminación de pasamanos o barandal: Otra opción es añadir una franja de luz a lo largo del barandal o pasamanos. Hacerlo puede proporcionar un punto focal dramático en la oscuridad, sin embargo, esta no es suficiente luz enfocada para asegurar que el usuario suba las escaleras con paso firme, por lo cual, lo recomendable es combinar este método de iluminación con otro de tu preferencia, obteniendo así una escalera decorada a tu gusto sin dejar de ser funcional. 

Encuentra lo mejor en iluminación aquí