La iluminación es uno de los aspectos más importantes para la ambientación de los restaurantes, pero también puede representar un importante costo que impacta la utilidad del negocio.

Afortunadamente, este costo puede disminuir con acciones tan sencillas como cambiar nuestros focos a LED.

Los focos LED dan una buena proporción En cuanto a costo y eficiencia, pueden representar un ahorro en la cuenta de luz de hasta 85%.

¿Cómo puedes saber qué tipo de utilizar?  se ha demostrado que la luz calidad es adecuada para que la comida parezca más apetitosa, por lo que debes considerar utilizarla en el área de comedor.

En cambio, la luz fría es ideal para tareas de precisión por lo que este tipo de LED es ideal para usar en la cocina, además no generan calor por lo que el ambiente de trabajo es más confortable.

También puedes usar luz LED fría en los baños ya que estos requieren mejor iluminación para actividades como retocar el maquillaje, ver que el peinado esté en orden o revisar que la dentadura esté limpia.

Tanto en baños como en estacionamientos es común que las luces se prendan y se apaguen muchas veces durante el día, esto es altamente perjudicial para los focos comunes, pero no para los LED.

Otra ventaja de los focos LED es que tienen una larga vida útil y un bajo costo de mantenimiento.

Los focos LED también generan poco calor por lo que disminuye el riesgo de sobrecarga de la red eléctrica Y son más amigables con el medio ambiente.

Pero sin duda una de las ventajas más atractivas que los restaurantes pueden obtener de este tipo de iluminación, es que la atmósfera que proporcionan las luces LED no es fija, nos pueden dar otros colores para lograr ambientes distintos para eventos especiales según sea la necesidad.

Muchas personas postergan este cambio ya que requiere una inversión inicial importante, pero te aseguramos que a largo plazo vale la pena.