Tal y como ocurre con la moda, la belleza, el arte y el estilo de vida, el mundo de la iluminación LED cambia y se innova constantemente. Después de todo, los gustos y las necesidades de sus usuarios son tan variadas como las opciones que existen para satisfacerlos. 


Con todo y las innovaciones, cambios y actualizaciones constantes, existen elementos clásicos que nunca pasan de moda. De hecho, han estado presentes durante años y seguramente perdurarán durante muchos más. Se trata del estilo retro o vintage. 


Pero, ojo: estos productos retro no tienen que ser viejos; al contrario, por seguridad se recomienda que sean nuevos, pero fabricados con el estilo que desean replicar; es decir, los elementos involucrados deben parecer antiguos o usados.


Una excelente combinación para generar las atmósferas vintage que deseas, sin perder la eficiencia, potencia y capacidad de ahorro necesarias en la actualidad, son las bombillas o luces LED. Se trata de focos modernos, diseñados a partir de las bombillas incandescentes tradicionales, cuyos filamentos LED colocados de forma vertical dentro de una bombilla imitan los patrones de luz tradicionales. 


Gracias a esto, ahora es posible tener bombillas que lucen retro, pero compatibles con el funcionamiento moderno de las instalaciones, para lograr el diseño que buscas en cada habitación. 


Más que simplemente iluminar un espacio oscuro, hace posible que, lo primero que ves justo al entrar, sean los accesorios que acompañan a la iluminación, como las lámparas, los candelabros o colgantes, que pueden marcar pauta para el estilo que deseas definir, y para lo acogedor (o no) que será el espacio para quienes lo visiten. 


Ahora que sabes que los focos LED son una maravillosa y versátil opción para crear ambientes vintage, transforma los espacios de forma creativa con los siguientes consejos: 


  • Lámpara colgante rústica: Al elegir un material para elaborar tu iluminación vintage de bricolaje, selecciona una canasta o contenedor que encaje con el resto de la decoración. Por ejemplo, una canasta de metal reutilizada como una lámpara colgante de granja le da una vista rústica a lugares como la cocina o la sala de estar. Este estilo se combina a la perfección con vigas de madera en el techo y con herrajes de bronce. 

  • Reutiliza candelabros antiguos: Si tienes viejos candelabros que te siguen encantando o que son herencia familiar, tienes entre manos una pieza que encajará perfecto con tu idea vintage. Volver a cablear la luz es mucho más simple que encontrar un sustituto, así que re instálalo sin miedo. Las marcas del tiempo, por ejemplo una textura envejecida, aportan calidez al juego de iluminación. 

  • Iluminación vintage con objetos curiosos: La mejor forma de obtener los resultados esperados es crear con tus propias manos los objetos con los que vas a decorar. Agrega carácter y plasma tu estilo usando elementos rústicos con formas llamativas, por ejemplo, cubos que, junto a una luz LED, pueden funcionar como lámparas colgantes, o cestas de metal con texturas que son capaces de brindar acento y/o contraste en espacios elegantes. 

Encuentra lo mejor en iluminación aquí