Nunca debes subestimar el poder de una buena iluminación en tu restaurante. De hecho, si consigues hacerlo bien, la iluminación representa una gran parte de la decoración.

 

Por esta razón es muy importante invertir en una buena iluminación que a largo plazo nos permita alcanzar los objetivos que nos planteamos al abrir el restaurante. Es importante lograr un ambiente en el que los clientes se sientan cómodos mientras consumen en tu restaurante.

La luz altera nuestra percepción del espacio. Con la luz podemos experimentar con sombras con brillos con colores y crear atmósferas muy diferentes para lograr efectos emocionales específicos.

La luz sirve para atraer clientes y el opuesto puede ahuyentarlos si no se sienten cómodos, por eso debes considerar la configuración de tu iluminación desde el principio. Elegir la iluminación correcta tiene que ver con conocer la identidad de tu restaurante y el público al que va dirigido.

Con base en tu consumidor objetivo podrás elegir entre un ambiente romántico, un ambiente tranquilo, o familiar. La configuración de las luces te proporcionará el efecto deseado e impactará de forma positiva el consumo en tu restaurante.

Con el surgimiento del teletrabajo, los restaurantes son la oficina de muchas personas que trabajan de forma independiente o que cuentan con horarios flexibles, por esta razón es importante ofrecer buen internet y una iluminación adecuada, esto te permitirá tener clientes todos los días de la semana. 

Tener una buena iluminación es una parte fundamental de una excelente experiencia del cliente, esto se traduce en un incremento en las ventas. Puedes obtener grandes beneficios de un buen diseño de iluminación.

Es importante que consideres incroporar iluminación LED. Este tipo de iluminación ofrece una buena intensidad con un mínimo consumo de energía eléctrica, por lo que tu factura mensual de luz puede reducirse hasta en un 85%. Sólo asegúrate de diseñar tu configuración de iluminación con luz LED en mente.

La iluminación más económica y ecológica es la luz natural. Siempre busca sacar provecho de las fuentes naturales de luz, busca un local con una ubicación privilegiada, haz uso de grandes ventanales y domos y asegúrate de que puedas aprovechar el sol durante una buena parte del día.

No dejes de jugar con la iluminación para obtener distintos efectos, está comprobado que la luz puede alterar el estado de ánimo de las personas, y dependiendo de tu restaurante puedes lograr, desde una rotación alta de clientes con un consumo pequeño, hasta una permanencia prolongada con tickets más grandes por mesa.